Una reciente sentencia ha clarificado que es accidente de trabajo también el que se produce en la pausa para el café.

Una reciente sentencia ha clarificado que es accidente de trabajo también el que se produce en la pausa para el café.

Los trabajadores cuya jornada diaria continuada exceda de seis horas tienen derecho a un periodo de descanso durante la misma no inferior a quince minutos. Dicho descanso que los trabajadores aprovechan para tomar café o un bocadillo se considerará tiempo de trabajo cuando así se establezca por convenio colectivo o contrato de trabajo.

La realidad evidencia, concluye el Tribunal, que es ordinario o habitual este tipo de breve salida en jornadas que superan las seis horas de trabajo continuado para disfrutar de este tipo de descansos. Por ello, no cabe considerar que estemos ante una salida desvinculada con el trabajo que hasta instantes antes se ha realizado, motivo por el podemos afirmar que el evento lesivo se produjo con ocasión del trabajo, siendo el mismo concausa, más o menos próxima de la patología generatriz del proceso de incapacidad temporal que nos ocupa.

Deja un comentario