El Tribunal Supremo declara improcedente el despido de una limpiadora que en 8 años firmó 242 contratos de interina para cubrir vacaciones.

El tribunal ha condenado al Hospital Clínic de Barcelona a que opte entre su readmisión, con abono de los salarios de tramitación, o el pago de una indemnización de 11.088 euros, al considerar que en este caso ni era válida la causa consignada en el contrato, ni concurren las circunstancias que habrían permitido validar una modalidad contractual distinta, como la del contrato eventual.