Reserva del 2% de la plantilla para trabajadores discapacitados

El Real Decreto-Ley 364/2015 regula el cumplimiento alternativo con carácter excepcional de la reserva de puestos a los trabajadores con discapacidad.

La ley con carácter general establece que las empresas que empleen a 50 o más trabajadores estarán obligadas a que, al menos, el dos por ciento de estos sean trabajadores con discapacidad.

También establece la posibilidad de que, excepcionalmente, las empresas obligadas a su cumplimiento, puedan quedar exentos de esta obligación, cuando se apliquen medidas alternativas.

La excepcionalidad se entenderá que se produce, cuando se da alguno de estos dos supuestos:

1.- Cuando la no incorporación de una persona con discapacidad se deba a la imposibilidad de que los servicios públicos de empleo, puedan atender la oferta de empleo presentada o por la inexistencia de demandantes inscritos en la ocupación solicitada.

2.- Cuando existan, y así se acredite, cuestiones de carácter productivo, organizativo, técnico o económico que motiven una especial dificultad para incorporar trabajadores discapacitados a la plantilla de la empresa.

Las empresas afectadas por estas circunstancias excepcionales, deberán solicitar de los servicios públicos de empleo la declaración de excepcionalidad con carácter previo a las medidas alternativas que deberán llevar a cabo en sustitución de la obligación de contratación de trabajadores con discapacidad del 2 % de la plantilla.
Esta declaración de excepcionalidad tendrá una vigencia de tres años.

MEDIDAS ALTERNATIVAS:

A) Celebración de un contrato mercantil o civil con un centro especial de empleo, o con un trabajador autónomo con discapacidad, para el suministro de materias primas, maquinaria, bienes de equipo u otro tipo de bienes para el desarrollo normal de la actividad de la empresa.

B) Celebración de un contrato mercantil o civil con un centro especial de empleo, o con un trabajador autónomo con discapacidad, para la prestación de servicios ajenos y accesorios a la actividad normal de la empresa.

C) Realización de donaciones y de acciones de patrocinio, siempre monetario, para el desarrollo de actividades de inserción laboral y creación de empleo de personas con discapacidad, cuando la entidad beneficiaria sea una fundación o una asociación de utilidad pública, cuyo objeto social sea, entre otros, la formación profesional, lo inserción laboral o la creación de empleo en favor de personas con discapacidad.

D) La constitución de un enclave laboral, previa suscripción del correspondiente contrato con un centro especial de empleo.

El importe anual de los contratos mercantiles o civiles con centros especiales o trabajadores autónomos con discapacidad, habrá de ser, al menos, tres veces el indicador público de renta de efectos múltiple (IPREM) anual por cada trabajador discapacitado dejado de contratar, en los casos A, B y D, y de al menos, 1,5 veces el IPREM en el caso supuesto C anterior.

 

Para cualquier aclaración o ampliación de la información pueden contactar con nuestro despacho.

Deja una respuesta